5 minutos de lectura

Probablemente la mayoría de nosotros tenemos consciencia de que el estrés aparece cuando no podemos responder a todas las demandas de nuestro entorno, especialmente en un mundo cada vez más cambiante y desafiante. Sin embargo, cuando este estado se prolonga, el estrés puede comenzar a afectar nuestra capacidad para responder ante nuestras responsabilidades y tareas así como las relaciones interpersonales que establecemos con nuestros pares, jefaturas y colaboradores.

Esta es la situación que ya están experimentando muchas personas, equipos y organizaciones debido a las consecuencias, de diversa índole, que ha traído el Covid-19.

Cómo líderes mundiales en evaluaciones de talento online creemos que es fundamental, en este contexto, establecer las mejores condiciones posibles para los trabajadores y los equipos, no solo se desempeñen con las medidas necesarias de proyección contra este virus, sino que también en un contexto emocional y mental que permita sobrellevar este proceso de una manera consciente y saludable.

La detección de los principales estresores en una persona o equipo permitirá diseñar estrategias preventivas y correctivas, que hagan de los ambientes de trabajo lugares que permitan elevar el potencial, el compromiso, el bienestar y, también, el desempeño.

7 Dimensiones del Coeficiente de Estrés™ en el Trabajo:

1.Demandas: Esta dimensión mide el manejo del tiempo y el impacto real que una persona percibe que tiene sobre su horario, su propio tiempo, así como la compatibilidad de las competencias con el puesto, es decir, de qué manera los talentos de un individuo encajan con su puesto de trabajo. El cambio de escenario de trabajo actual, por ejemplo, el mayor uso de la tecnología y la necesidad de autogestionarse o de coordinarse con otros a distancia, la compatibilidad de diversos roles en casa para quienes están en modalidad de teletrabajo, puede estar afectando el desempeño en el corto y mediano plazo. Apoyar a las personas en esta dimensión permitirá disminuir la posibilidad de que se sientan ansiosos y que aumenten las oportunidades para aprender nuevas competencias.

2.Esfuerzo/Recompensa: Esta dimensión mide la valoración que una persona hace sobre su trabajo, su propósito o significado. Incluye el reconocimiento en el ambiente laboral y la recompensa, que es el retorno de su esfuerzo y dedicación en el trabajo. Cuando altos niveles de producción y esfuerzo generan recompensas mínimas – ya sea de compensación, una promoción o el simple reconocimiento por un trabajo bien hecho – el estrés de un individuo puede dispararse. Sin un equilibrio adecuado esfuerzo / recompensa, un colaborador puede sentirse desconectado, sin motivación y hasta enojado. Esta dimensión se hace muy relevante en estos momentos, donde muchos están trabajando sin el contacto personal del día a día, que facilita que se den prácticas de reconocimiento o agradecimiento por los aportes o el trabajo bien hecho.

3.Control: Esta dimensión mide si una persona percibe que tiene algún impacto en las decisiones y acciones que influyen en su trabajo. Sentirse impotente es una causa universal de estrés en el trabajo, que proviene de un alto nivel de responsabilidad de la mano con un bajo nivel de autoridad, así como el no ser escuchado, o que el propio trabajo no sea entendido por otros. Muchos expertos han recomendado que, en estos tiempos de contingencia, la comunicación sea clara, transparente y frecuente, y que los espacios de escucha y contención aumenten.

4. Cambio Organizacional: Los cambios dentro de la organización, cualquiera sea su índole, impacta a las personas de manera diferente. Para algunos genera temor, inseguridad y confusión, lo que puede elevar los niveles de estrés cuando dichos cambios no están debidamente comunicados o entendidos. Este índice incluye 3 factores: La comunicación organizacional, cómo se comunican las políticas, procedimientos y otras actividades; la evolución organizacional, que es el proceso de cambio progresivo o desarrollo en la organización; y, la visión organizacional, que es la descripción de aspiraciones de lo que la organización desea lograr.

5. Gerente/Supervisor: Esta dimensión incluye la conciencia gerencial, o la capacidad de un gerente para reconocer y entender las necesidades interpersonales de las personas, así como el estilo de gestión que es el proceso general que el líder utiliza para manejar situaciones y personas. Por ejemplo, el no tener apoyo del liderazgo puede ser frustrante y obliga a veces a las personas a emigrar de sus organizaciones. El exceso de desafíos o retos, hasta el nivel de obstruir el trabajo de una persona, puede ser una fuente de estrés laboral. En estas semanas de contigencia el rol del liderazgo ha sido clave para conducir a los equipos y acompañarlos en la adaptación a nuevos escenarios. Sin embargo, muchos líderes no estaban preparados con las competencias técnicas y emocionales para llevar a cabo este desafío.

6.- Apoyo Social: Esta dimensión mide la evitación, que es el acto consciente o inconsciente de evitar que las personas puedan provocar conflictos; la cooperación, o el proceso de trabajar en conjunto para lograr un resultado deseado, y la frustración, sentimiento que surge de inhabilidad para cambiar o lograr el resultado deseado. Un entorno social no solidario o teñido por la discordia, por ejemplo, puede causar estrés en el trabajo, afectando nuestro desempeño y productividad. Es importante acompañar a los equipos con herramientas concretas para estimular la confianza y la coordinación que les permitan no solo navegar esta crisis mundial, sino que estar preparados para los próximos pasos.

7. Estabilidad en el Trabajo: Este índice mide la oportunidadestabilidad laboral y la confianza en la estabilidad del lugar de trabajo. Una preocupación constante o amenaza de inestabilidad laboral, la falta de avance o promociones lentas, así como promociones demasiado rápidas pueden ser fuentes de estrés en el trabajo. Esta será una dimensión afectada en organizaciones que han debido hacer re-estructuraciones o re-diseño de equipos a causa de la pandemia.

Conocer el estado de estas 7 dimensiones en una persona y equipo permitirá también revelar los elementos protectores del trabajo, para fortalecerlos, especialmente, durante esta contingencia.

Si quieres conocer más sobre nuestras soluciones de Medición Online o si deseas suscribirte a nuestro Newsletter #TTISIconectados completa el siguiente formulario:

[contact-form-7 404 "No encontrado"]

Si quieres obtener tu Reporte Personal Coeficiente de Estrés, haz click aquí.

Nosotros Predicimos Que También Te Gustará